Hevert®: siguiendo la tradición del pastor Felke

La empresa fue fundada en 1956 por Emil Hevert y su esposa Dorothea con el nombre de “Hesopharm Pharmazeutische Erzeugnisse” (productos farmacéuticos Hesopharm) en Sobernheim, una pequeña ciudad en la soleada región vinícola del río Nahe.

Los inicios

El fundador de la empresa Emil Hevert

Antes de decidirse junto con su esposa en 1956 a formar su propia empresa farmacéutica en Sobernheim, el farmacéutico, original de Renania, estuvo encargado durante varios años de la distribución de la empresa farmacéutica Mauch Göppingen. Sus objetivos eran la independencia económica y la idea de invertir su larga experiencia para la fabricación de sus propios preparados.

Gracias al trabajo en la empresa Mauch, Emil Hevert se había familiarizado con los métodos y medicamentos del famoso pastor naturópata Emanuel Felke. Durante sus últimos años de vida, Felke tuvo una estrecha amistad con el fundador de la empresa Mauch, el farmacéutico Dr. Richard Mauch, y le encargó la fabricación de los "compuestos Felke" desde 1922-23.

La elección de la cuna de la empresa Hevert no es casual, Sobernheim fue el centro de acción del pastor Felke durante muchos años y más tarde la sede de la Asociación Felke, en cuya fundación participó Emil Hevert aglutinando muchas pequeñas asociaciones. Siguiendo esta tradición, la “ciudad Felke”, como también es conocida, adquirió en 1995 el estatus de ciudad balneario y desde entonces porta el prefijo “Bad” (balneario). Hasta ahora, Bad Sobernheim, con sus balnearios, sigue siendo el centro de la terapia Felke, que además de la homeopatía, se sirve de los conocidos remedios naturales que son la luz, el aire, el agua, el barro y una dieta con alimentos naturales.

Monumento al pastor Emanuel Felke en Bad Sobernheim

Gracias a sus numerosos contactos con naturópatas y a su larga experiencia con los medicamentos, Emil Hevert pudo crear una selección de medicamentos homeopáticos y fitoterapéuticos para la joven empresa familiar. Muchas de las fórmulas eran originales de los antiguos alumnos del pastor Felke y todavía forman parte del surtido de productos de Hevert, aunque con una composición modificada.

En aquel entonces Hevert era “el novato” entre los fabricantes de medicamentos naturales ya bien establecidos y tuvo ganarse lentamente un nombre entre ellos. Gracias a su gran compromiso personal y al incondicional apoyo de su esposa Dorothea, Emil Hevert fue capaz de organizar la fabricación y distribución de sus propios medicamentos y de seguir atendiendo la distribución de los medicamentos de otros fabricantes.

Por desgracia, no tuvo el placer de ver crecer durante mucho tiempo su propia empresa, ya que murió en 1957, dejando a su mujer y a sus dos hijos, Wolfgang y Uwe, de 10 y 2 años de edad.

El establecimiento de Hevert

Dorothea Hevert

Tras la temprana muerte de su marido, la joven viuda Dorothea Hevert tuvo que sacar adelante la pequeña empresa para poder asegurar su subsistencia y la de sus dos hijos. Dorothea, la hacendosa hija de granjeros, lo logró con persistencia y habilidad, cuidando los contactos con naturópatas, médicos y farmacéuticos establecidos por su marido y encargándose ella misma de la distribución de los medicamentos. Aunque para ello tenía que hacer largos viajes por toda Alemania, también se encargaba de supervisar la producción, que se llevaba a cabo en la planta baja de la casa familiar con la ayuda de una farmacéutica y unos cuantos trabajadores.

Gracias al estrecho contacto con los terapeutas, pudo completar el surtido de medicamentos con más preparados homeopáticos y fitoterapéuticos de eficacia comprobada, y pronto tuvo que ampliar el sitio de producción de su casa mediante una construcción anexa. Mediante reuniones selectivas con terapeutas y grupos de trabajo de gran influencia, como los especialistas en iridología y la Unión Felke, Dorothea consiguió establecer los preparados de Hevert en el mercado y asegurar una clientela fiel para la empresa.

Tras un largo pleito con la empresa Helopharm de Berlín, en 1963 se renunció al nombre de "Hesopharm" y en lo sucesivo la empresa pasó a llamarse “Hevert Pharmazeutische Erzeugnisse” (productos farmacéuticos Hevert).

En 1972 Wolfgang, el hijo mayor, se incorporó junto a su madre a la dirección y como director de fabricación comenzó a adquirir las habilidades para dirigir la empresa. Con miras a su futuro empleo en la empresa familiar, Wolfgang Hevert estudió farmacia en Berlín y ahí mismo obtuvo su licencia.

Edificio de producción en Bad Sobernheim

Junto con su madre, puso todo su empeño en la ampliación de la empresa y su capacidad de producción, trasladando la empresa de la casa familiar de la calle Kirchstrasse al nuevo edificio de producción y administración en la calle Eckweilerstrasse en Sobernheim, inaugurado en 1975. Este edificio, que representaría la sede central de la empresa Hevert durante más de 20 años, se construyó en aquel entonces según el estándar farmacéutico de las directrices de BPM y tenía a disposición una superficie útil de 1400 m2.

A mediados de los años 70 Hevert también reforzó su presencia en importantes ferias y congresos de naturopatía y, poco después, comenzó a organizar sus propios seminarios.

Stand de feria de Hevert-Arzneimittel

Tras la entrada del hijo más joven, Uwe Hevert, como director de distribución en 1984, el marco jurídico de la todavía empresa individual se quedó corto, por lo que en 1986 se convirtió en una sociedad de responsabilidad limitada y en comandita bajo la dirección conjunta de Dorothea, Wolfgang y Uwe Hevert.

Aparte de su actividad como farmacéutico en su propia empresa, Wolfgang Hevert también quería dominar la parte terapéutica de los medicamentos de forma especializada. Por este motivo, también se licenció en medicina en Maguncia, tuvo durante varios años una clínica privada como médico general especializado en medicina natural en Wiesbaden y se doctoró en 1984.

En la empresa se dedicaba especialmente a la ampliación de la gama de productos, que desde la adquisición del nuevo edificio de producción en la calle Eckweilerstrasse, comenzó a incluir numerosos preparados inyectables de fórmulas homeopáticas desarrolladas por él mismo, además de los productos de administración oral, como medicamentos homeopáticos compuestos y simples, medicamentos fitoterapéuticos y tés medicinales.

El amplio surtido de esa época estaba totalmente dirigido a las necesidades de médicos naturistas y naturópatas. No fue sino hasta mediados de la década de 1980 cuando se comenzaron a ofrecer preparados para el creciente mercado de la automedicación.

Almacén en Bad Sobernheim

La nueva Ley de Medicamentos de Alemania (AMG, por sus siglas en alemán) aprobada en 1976 tuvo gran importancia para la empresa Hevert. La ley que entró en vigor el 1 de enero de 1978 introdujo un procedimiento de aprobación obligatorio para todos los medicamentos y obligó a las empresas farmacéuticas a someter todos sus medicamentos comercializados a exámenes de calidad, eficacia y seguridad para que pudiesen adquirir la aprobación definitiva, la llamada “reaprobación”.

A mediados de la década de 1980, debido al rápido crecimiento de la empresa y a la amplia gama de productos, el edificio principal de Sobernheim se quedó pequeño y en 1986 se construyó un almacén elevado en una zona industrial aledaña.

Construcción y ampliación bajo la dirección del Dr. med. Wolfgang Hevert

Dr. med. Wolfgang Hevert

En el año 1990 el Dr. En el año 1990 el Dr. Wolfgang Hevert asumió la dirección única como único socio gestor.

En los siguientes años su trabajo estuvo estrechamente ligado a la obtención de las reaprobaciones, lo que desde 1978 acompañaba a sus actividades empresariales y políticas. Ya que una gran parte de los preparados Hevert estaban basados en recetas antiguas y ya estaban en el mercado antes de 1978, estos medicamentos solo habían obtenido una aprobación ficticia y tenían que someterse a un procedimiento de reautorización controlado por el Ministerio de Salud Alemán (y posteriormente por la Agencia Federal de Medicamentos y Productos Médicos).

El Dr. Wolfgang Hevert quería adaptar la amplia gama de medicamentos de la empresa Hevert al futuro y no aceptar sin más el amenazante cambio del mercado y la reducción de eficaces medicamentos naturales. No sólo por su propia empresa, sino por todo el mercado de medicamentos homeopáticos y de origen vegetal, Hevert luchó desde todos los frentes para conseguir una ampliación liberalizada de las disposiciones legales y para la conservación de una gama terapéutica lo más amplia posible de preparados y principios activos.

Sede principal de Hevert en Nussbaum

La coronación del éxito de la firma Hevert fue la inauguración de un moderno centro farmacéutico en 1996. El nuevo e impresionante edificio de producción y administración es la sede principal de la empresa desde 1996 y se encuentra, rodeado de viñedos y de un parque diseñado por el Dr. Hevert, en Nussbaum, una ciudad cercana a Bad Sobernheim

De forma inesperada para todos, el Dr. Wolfgang Hevert murió el 20 de marzo de 2003 debido a insuficiencia cardiaca, poco antes de cumplir los 56 años. Con energía, preparado para afrontar riesgos, visión de futuro y una gran dedicación personal, había convertido la empresa farmacéutica Hevert en una empresa importante y prestigiosa dentro del mundo de la naturopatía. El motor de su vida era proporcionar medicamentos útiles a terapeutas, farmacias y pacientes, y luchar a nivel profesional y político por el éxito de la naturopatía.

La tercera generación de la empresa familiar

El gerente Mathias Hevert y sus hermanos y coasociados Marcus (desde 2014 en la dirección general) y Sarah Hevert

Desde 2003 Mathias Hevert dirige la empresa en su tercera generación. El hijo mayor del Dr. Wolfgang Hevert se ha puesto como objetivo seguir consolidando el liderazgo de la empresa en el mercado alemán de la naturopatía y convertir a la empresa Hevert en una empresa internacional líder en homeopatía. Con su hermano, Marcus Hevert, forma desde 2014 una gerencia bicéfala.

La celebración del aniversario de la empresa en 2016 marcó otro hito en la historia de éxitos de Hevert-Arzneimittel. La empresa cuenta actualmente con más de 60 años de experiencia en medicina naturista.