Video sobre el cultivo de plantas medicinales en Hevert-Arzneimittel - Desde la planta hasta el medicamento, una línea recta de 200 metros

El aseguramiento de la calidad de las materias primas, el desarrollo de competencias en naturopatía y la protección del medio ambiente son los tres motivos principales para que Hevert cultive sus propias plantas medicinales. En 2014, se sembró el primer campo de plantas medicinales con vara de oro (solidago virgaurea) en la sede principal de la empresa ubicada en Nußbaum, seguido en 2018 por un segundo campo y un invernadero con numerosas plantas medicinales.

El director ejecutivo, Marcus Hevert, y la jefa de I+D, Pia Schmidt, inspeccionan el cultivo de plantas medicinales en la sede principal de la empresa.

En la época de floración, un mar de plantas de colores brillantes alegra a visitantes y empleados de la empresa. Las abejas de Hevert y otros insectos también disfrutan con la variedad. ¿Quiere ver por sí mismo el cultivo de plantas medicinales de Hevert? Aquí puede ver un breve video.

La selección de plantas medicinales fundamentales para la fabricación de medicamentos de Hevert-Arzneimittel se cultiva desde 2014 en la sede principal de Hevert ubicada en Nußbaum. Así, por ejemplo, este año tuvimos verbascum con sus flores redondas de un amarillo brillante, echinacea roja, caléndulas con su aspecto inconfundible y leonurus cardiaca.

Al cultivar sus propias plantas medicinales, el fabricante de medicamentos puede garantizar aún mejor la calidad de las materias primas de los productos y ampliar su experiencia en naturopatía. «Desde la semilla de la planta hasta el medicamento terminado solo hay 200 metros en línea recta, y el aseguramiento de la calidad está completamente en nuestras manos», explica el director ejecutivo Marcus Hevert.

Se controla la calidad de todas las materias primas antes de utilizarlas en la fabricación, incluidas las plantas medicinales cultivadas por Hevert. Se comprueba la identidad, el contenido de sustancias activas, la pureza, la calidad microbiológica y la presencia de residuos de pesticidas, metales pesados y aflatoxinas. Son las pruebas estándares. Es decir, la prueba de presencia de pesticidas se hace aunque no se utilicen en el cultivo, también para poder demostrar la ausencia de pesticidas en ensayos externos.

Las crecientes cifras de ventas aumentan la demanda de materias primas de Hevert. Por eso, se prevé la ampliación gradual del cultivo de plantas medicinales en el futuro.



Este sitio web utiliza cookies. Al usar este sitio web, usted acepta el uso de cookies de acuerdo con nuestra política. Más información Entendido